ROCÍO BELTRÁN: LA ROSA Y LA FUERZA EN LA POLÍTICA.

Teresita Bautista Valles.

Las mujeres son emblemas, emblemas sociales que deben repartirse activamente entre el hogar, la profesionalización, y el ejercicio de ciudadanía, palabras hoy muy familiares para el conjunto de personas que inmersos, en los procesos sociales que se han suscitado en los últimos veinte años, han aprendido a escuchar de mujeres que demuestran que pueden ser excelentes mujeres políticas, pero también dejan huella al ser mujeres acción en la casa, en la atención a los hijos, y en general a la familia extendida.

El caso que hoy  me ocupa, es la peculiar personalidad de una mujer rosa y fuerza, puño y rosa, sin emular al logo del Partido Socialista, pero eso es y fué a mi parecer, Rocío Beltrán Medina, una mujer emblema.

rocioBeltranamlo

Hizo sus primeros estudios en Teapa, Tabasco, y posteriormente se trasladó a Villahermosa para completar sus estudios profesionales en Sociología  en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, sitio donde estudiaría y conocería a su futuro esposo: Andrés Manuel López Obrador.

Los tiempos que vivió Rocío Beltrán a lado de AMLO le permitió acercarse a la realidad del Tabasco rural, pero también al  de la vida política en el transcurso de las década de los ochentas y los noventa.  Años definitorios en el contexto local dentro del ámbito de la actividad pública, sobre todo para un hombre sumamente inquieto como su esposo. Un parteaguas impulsado por ella, motivado a moverse incluso de instituto político.

Sin afán de glorificar a los ausentes, hay que hacer justicia a aquellos que acompañaron al actual presidente electo en los primero años de lucha, movimiento y organización social en Tabasco, eso implica no olvidarlos.

Acudir a la memoria de los años a través del registro hemerográfico, permite reconstruir a partir de imágenes, la memoria de los días, y ahí encontrará estimado lector, a lado de Andrés Manuel, en los mítines, a su esposa sonriente, impulsándolo a continuar a pesar de todo, con el puño en alto, una sonrisa, su sola presencia alejaba todo mal, suena raro, insisto, tendrían que comprender las actuales generaciones, que aquel Tabasco en el contexto político, no era fácil, las jaurías de opositores al movimiento  estaban a la orden del día, dispuestos para  el acoso, los señalamientos, incluso, los insultos y los golpes.

Y Rocío Beltrán, sonriente, permanecía de pie a lado de Andrés Manuel en los recorridos por las zonas rurales, posteriormente hubo tiempo para recibir en la casa de la familia López Beltrán, a los campesinos y dirigentes, que con diligencia, Rocío atendía. Algo definitivamente debe cambiarte, ser  testigo de las atrocidades en el campo, y en las zonas indígenas, hizo de Rocío Beltrán una persona más fuerte, que sin duda, por su formación académica, nos enseñó esa capacidad de mantener el puño en alto, que simboliza la solidaridad, la resistencia, y la militancia, sin ser clasista, o por ser mujer, simplemente por el hecho de ser personas.

Hacer ciudadanía desde la visión de las mujeres, no sólo es un acompañamiento, es una mirada extendida en el tiempo, en los procesos de estructuración del pensamiento para la resolución de problemas, la mujer en el núcleo familiar no es ausencia, no sólo es complemento, es ese pegamento que hace posible mejorar las soluciones a los problemas.

El movimiento que encabezó Andrés Manuel en Tabasco, fue un movimiento social que integró a las mujeres a la lucha, basta ver videos, fotografías y además, testimonio de otros hombres que se refieren a las mujeres como compañeras de lucha. Por eso se ve a campesinas con sus hijos, empleadas domésticas, ancianas, niñas, jóvenes universitarias que se integraron al movimiento, no sólo porque se convirtió en una vía de opción al partido oficial, sino porque se les permitió acercarse al quehacer político, no sólo como espectadoras, sino como activas participantes, ser mujer y participar en la política implica demostrar que se puede hacer, y hacerlo bien.

De qué tamaño fue la influencia de Rocío Beltrán Medina en Andrés Manuel, que hablamos de ella, y obligamos a la mirada a ver en diferentes vertientes, la compañera, la militante, la entusiasta que lo impulsaba a escuchar con atención y paciencia, la mujer Madre que encauzó a sus hijos, y me atrevo a decir, con inquietudes personales que nos enseñó que ser mujer y participar en los movimientos sociales nos daba  nivel de ciudadanía, en eso radica su fuerza y poder.

No es cursilería decir que era una rosa con puño de acero, forjada en la experiencia de conocer la realidad de la vida rural y urbana de Tabasco. Una mujer valiente que sólo la enfermedad la minó a los 46 años.

Mujer emblema, rosa y puño, sonrisa y decisión,  silencio y escucha, camino claro, presencia y fuerza, mujer y ciudadanía.

 

Anuncios

TUCTA: TRADICIÓN DE ARTESANOS.

Teresita Bautista Valles.

Originario de Tucta, Nacajuca, Delfino Bernardo Hernández guarda en su memoria, el tallado de madera de cedro, y la elaboración de tambores de piel de borrego, tradición familiar que sobrevive en él;  ante la irrupción de lo moderno, opta por conservar lo que le aporta identidad: la elaboración  de la artesanía de Tabasco.

Nacido en el seno de una familia originaria de Tucta,  que vivió de la elaboración de cayucos, tambores, servilleteros, llaveros, todo elaborado en madera de cedro, Delfino Bernardo nos cuenta que la tradición ha sufrido una ruptura, las actuales generaciones no aprenden el oficio, prefieren la tecnología, y trabajar con un horario de oficina.

Él también se enfrentó a la transformación por la que han pasado las comunidades en Tabasco:la llegada del petróleo, la sustitución de actividades agrícolas por la explotación de los hidrocarburos,  y la alteración de los usos y costumbres, incluida la comida, el uso de utensilios de cocina, la intromisión del plástico en el mobiliario del hogar, además de la modificación de los horarios.

img_3294.jpg

DBH: trabajo la madera de cedro a partir de formón, machete, todo a mano, a fuerza de golpe, una vez que termino la pieza le aplico barniz y a veces le hago pirograbado, dependiendo de lo que la persona quiera en la pieza.

TBV: ¿Qué temas expresa a través de su trabajo?

DBH: las tradiciones de nuestros pueblos indígenas, sus costumbres, por ejemplo transportarse en cayuco, o bien comunicarse a través de tambores, se llamaba para una reunión, cualquier aviso o llamado, de ahí proviene la costumbre de hacer cayucos, tambores,  en el caso de la jícara, soy uno de los pocos que labra jícara en Nacajuca, aprendí a labrarla en Jalpa de Méndez, con el maestro Alejandro Rabanales, uno de los mejores labradores de jícara.  Labro flores, paisajes, animalitos, nombres, algún dibujo que las personas quieran.

TBV: ¿se continua usando la jícara en casa, como parte de la cocina?

DBH: muy poco, donde sí se utiliza es en las ofrendas, pero ya ahora como tradición es muy poco, utilizan más el plástico. Esto viene por generación, la gente de ahora ya no quiere tomar en jícara, prefiere el plástico, o un vaso de vidrio. Siento que se alteró el uso de la jícara porque entraron otros estilos de vida, y desechan lo que tienen, por lo que creen se ve bien, ante esa situación pues aprovecharon a comercializar el plástico, es una competencia entre lo tradicional y lo aparentemente moderno.

TBV: Además de ser artesano, usted es cocinero, ¿cómo aprendió a cocinar?

DBH: Cuando se afectó la venta de artesanías, me moví a la ciudad a buscar trabajo, y lo primero que encontré fue la elaboración de comida, y me gustó,  el chef encargado me enseñó y actualmente combino ambas cosas, soy cocinero y artesano a la vez. Comparto mi trabajo artesanal, y lo llevo conmigo, llevo las piezas conmigo, las ofrezco.

TBV: ¿qué le diría a las nuevas generaciones sobre la elaboración de artesanías?

DBH: aunque van más a la tecnología, les digo que lo más lindo es no perder la tradición, siento que lo que hace o identifica más a una persona y un lugar, es su tradición sus costumbres, entonces, es tarea, de nosotros los mayores, transmitirle estos saberes a los jóvenes, para que no se olvide este conocimiento, porque esto también es vida, por ejemplo, tengo seis años trabajando en la ciudad, y el resto de mi vida lo pasé en la  elaboración de artesanías.

 Una de las necesidades de los artesanos es hacerse de un mercado para la difusión de sus trabajos, enfrentan la competencia de lo moderno, el peso de lo inmediato a través de las redes, que bien llevadas pudieran convertirse en excelentes promotores del trabajo de artistas que se dedican a esculpir en madera, o que diseñan tambores con  piel, madera y bejuco.  Peces, cayucos, pejelagartos, bateas, son elaborados por Delfino Bernardo, el cocinero artesano, que la modernidad empujó a la ciudad, pero que no dejó su identidad de lado, y orgulloso continúa con su legado familiar.

 

HOY EL TESTIGO ES EL PAÍS.

Teresita Bautista Valles.

Las luchas  por la democratización de la vida política al interior de los partidos en Tabasco, vieron aparecer una figura peculiar: Andrés Manuel López Obrador.

Su lucha inicial empieza siendo delegado del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco, y sólo, cuando conoces la condición de las etnias y comunidades en el país,  el desarrollo de la conciencia se acelera a la velocidad de la luz. Como todo delegado del INI, se asentó en la zona chontal, y ahí llevó a vivir a su familia, ahí nació su hijo mayor.

La organización de los movimientos por los derechos de los pueblos indígenas, sus tierras, y la cantidad de atropellos que sufrían, movió en un principio el camino que seguiría AMLO.

Hoy presidente de la república, para la mayoría de los mexicanos, que llegara significa no sólo una meta para él, sino para todos nosotros.

El hartazgo de la corrupción no tuvo tope, de la maldad, como dicen en mi pueblo, de la maldad maldad que el régimen permitió, destrozando hasta en lo más íntimo a las familias. Despojandolas en ocasiones de lo más elemental: la comida, y en otros el permisivo abuso de unos cuantos sobre una mayoría hizo que se buscaran opciones que no fuera el régimen de siempre.

zocaloAMLO

Hoy emocionados algunos, impactados otros, asistimos a su toma de protesta con mucha esperanza, escuchando cada palabra como una posibilidad de que en el ombligo de la luna, prevalezca la justicia, pero nos toca trabajar a su lado, pues fue nuestra decisión, lo correcto es acompañarlo en ese trabajo complejo que será la reconstrucción y la sanación del tejido social. A  seguir trabajando por el sendero de la democracia, porque como dice Andrés Manuel sobre los chontales de Tabasco: “los llevo en mi corazón”.

Siempre.

 

VIOLENCIA: ESA CERCANA ANOMALÍA.

Teresita Bautista Valles.

“Matar es la culminación de la desigualdad social” Judith Butler.

En el marco de aquel fatídico día 25 de noviembre de 1960, en el que fueron asesinadas las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, que gobernaba en República Dominicana, se conmemora el día contra la violencia de género, en recuerdo a las activistas y opositoras al  régimen de Trujillo. Si bien es una fecha que nos alerta que es necesario acabar con la violencia hacia las mujeres, se hace necesaria la reflexión sobre qué es la violencia?, cómo inicia?  Y qué factores la desencadenan.

Por eso platicamos con la Dra. Lourdes Vera Canto, médico Psiquiatra, docente universitaria y humanista de amplia experiencia, para que nos explique qué es la violencia, el encarnado tipo de violencia que mata unas veces físicamente, como el caso de las hermanas Mirabal, y aquella que nos aniquila poco a poco el alma.

“La violencia no es natural, es una condición que busca hacerle daño a alguien. Interfiere en la salud de las personas y  es un problema social.” Es lo primero que nos aclara la Dra. Lourdes Vera, además de explicarnos que es una interacción que tiene múltiples factores que la desencadenan, volviendo impreciso buscar sólo una causa, depende del contexto, y la situación que se vive.

TBV: ¿qué es la violencia, cómo podríamos entenderla?

LVC: Aunque digan que todos somos violentos la violencia no es algo natural, es claro que sí tiene esa parte donde se quiere demostrar que se tiene poder, la violencia aunque no es enfermedad como tal tiene varias causas, lo que la hace importante, por lo tanto  es un problema actualmente social y si pudiéramos decir,  también de conducta. Interfiere en la salud de las personas, y sobre todo es un problema social y de conducta

Como son varios los factores que dan lugar a la violencia desde psicológicos, sociales, nutricionales, ambientales,  no es algo simple;  en nuestro país en particular podríamos decir que es el número de pobres es alto, y al haber pobreza hay mala nutrición, la educación no es buena, y esos son factores importantes, o claves para desarrollar violencia, por ejemplo si alguien no tiene educación y no tiene posibilidades de adquirir educación, en determinado momento no tiene nada que perder, entonces, según sus necesidades buscan conseguir algo para sobrevivir a veces cundo consiguen algo, si con la violencia lo hacen, es algo para festejar y a lo mejor es para seguir siendo violentos y cuando no lo consiguen puede ser algo frustrante pero de todas maneras, eso da lugar a más violencia.

TBV: ¿Tiene que ver el nivel de desarrollo de un país entonces?

LVC: Ahora hay estudios donde hablan que la violencia es diferente al grado de desarrollo, dicen que mientras más desarrollado un país, la violencia está relacionada con adquirir más tierras, o cosas, en cambio mientras más pobre es el país, entonces la violencia es contra las personas,  por eso se preguntan “¿ y cómo acabamos con la violencia?” y se contestan : “es que necesitamos educación, que mejore la calidad de vida”, dicho de otra manera: sería disminuir la pobreza. Y ahondo en el hecho que quienes más sufren son los más jóvenes

Si los jóvenes que no alcanzan a entrar a una escuela y no tienen que hacer, es más fácil que sean violentos, porque forman parte de pandillas y a través de las pandillas se unen con un fin, que por lo general es conseguir algo, y si no tienen educación, se ahonda el problema.

 

TBV: ¿La violencia es la misma siempre, o tiene diferentes caras?

LVC:Hay diferentes tipos de violencia: social, psicológica, la física, económica, podríamos hablar de violencia de género, laboral, intrafamiliar, incluso hacia los derechos humanos, a pesar de todos estos tipos de violencia también resulta que los que son más vulnerables a ser violentados  son mujeres, niños, personas de la tercera edad, discapacitados y personas con capacidades diferentes, migrantes también. Es como si uno revisara el país, tenemos de todo para que haya violencia.

TBV: si la violencia no es normal en el ser humano, entonces, ¿dónde la aprendemos?

LVC:¿Dónde nos educan para volvernos violentos? Si lo vemos de esa forma, si nos vamos al interior de las familias, a la casa, muchas veces ahí hay violencia, puede ser evidente y activa, pero puede ser que por omisión se es violento, la violencia en casa suele perpetuarse, porque así fueron educados, porque muchas veces cuando es violencia física los padres se sienten con derecho de ejercerla, y también muchas veces se desconoce que no debe ser así,  aunque  se supone que  con este tiempo, debieran no estar tolerando la violencia al interior de la casa.

TBV:¿Dónde están los mecanismos que disparan la violencia en lo social?

La pobreza es un factor muy importante para muchas cosa y entre ellas la violencia, también otra vez volvemos la falta de educación y es el hecho de que tener en cuenta que el que ejerce violencia es el que tiene el poder, si nos vamos a Tabasco, hasta hace doce años se podía decir que no era tan evidente la violencia, y aparentemente todo empieza con el crimen organizado, y empieza a suceder otro fenómeno económico que hace que el problema se agudice, porque  resulta que también el poder adquisitivo empieza a disminuir, se incrementa el alcoholismo, mucha gente desempleada y que tiene que ver cómo se las arreglan.

Y además pueden palpar que si  hasta para  conseguir algo a lo que uno tiene derecho, a veces tiene que usar la violencia, y por otro lado pues entonces, el aumento de la delincuencia va asociado con violencia, el que uno tenga que estar siempre bajo presión, o estrés eso también es un condicionante de que pueda ser uno violento, es como si fuera un circulo o bola de nieve, uno tiene que responder  de alguna forma a la violencia, y resulta que uno también termina siendo violento muchas veces.

TBV: ¿comer también es un factor?

LVC: sobre todo la nutrición es un factor al que no se le ha puesto mucha atención, el no estar bien alimentado, tiene que ver con la capacidad de poder salir adelante, la alimentación tiene influencia sobre el desarrollo del cerebro, y por lo tanto  puede que si está en desventaja alimentaria, su desarrollo cognitivo no sea el correcto. Incluso hay alimentos dan lugar a que pudiera uno estar violento, o con más energía que no es encauzada adecuadamente.

TBV: ¿Existen otros factores?

LVC: pueden ser los medios de comunicación, los juegos, las películas, es una serie de factores que se pueden conjugar, la violencia no es natural, se adquiere. Un factor importante es la pobreza, el que ejerce la violencia lo hace con dolo y es el que tiene el poder.

TBV:¿Sólo la pobreza como un factor exógeno, puede desencadenar la violencia?

LVC: Hay alteraciones mentales que dan pie al desarrollo de la violencia. Son más violentos, y una violencia dirigida, mientras más cerca estén de la normalidad, por eso las alteraciones de personalidad y que tengan un buen coeficiente intelectual, por supuesto. Por ejemplo como un trastorno de personalidad antisocial y que tenga  un buen nivel cognitivo, sería lo que luego llaman de cuello blanco, no se manchan no salen a la luz, son los que realmente manipulan todo, y esos son realmente los que dan lugar a más violencia pero no les importa, porque les vale que haya más pobres, que no tengan empleo, que a lo mejor la nutrición sea mala, no les importan las personas. Otro ejemplo es  también como cuando los papás sobreprotegen a los hijos, al sobre protegerlos retrasan el enfrentamiento a la realidad y cuando tienen que hacerlo, los hijos no pueden, es difícil, es frustrante que las cosas no sean como siempre las han realizado.

Para que haya violencia en la pobreza, es por falta de educación, en México tenemos esos dos problemas pobreza y ausencia de educación.

TBV: sobre la crisis que vivimos de desaparecidos, de violencia generalizada, el actual presidente electo implementó una solución conocida como los “Foros Escucha”, ¿cree que podrán de alguna manera resarcir el daño que se ha hecho al tejido social y a las familias?

LVC:Sobre los “Foros Escucha”, es bueno, porque escuchan, y deberían ser más pequeños en cuanto a la cantidad de personas, pues cada caso es diferente, y bien que mal los familiares tienen que estar haciendo un duelo, lo ideal seria que dijeran: “estas en esta fase” y apoyarlos  e irlos dirigiendo, y sobre todo que se hiciera con verdaderos profesionales que les apoyen en esta situación especial, pues es muy difícil aprehender a los verdaderos culpables,  han hecho daño, siguen ahí, sueltos, por eso para las personas es difícil este proceso.

TBV: ¿la violencia tiene alguna manera de ser contenida, combatida? ¿Qué es lo que debemos saber?

LVC:A través de la educación, de la disminución de la pobreza, crearnos  una conciencia social, y aprender a ser altruistas, son mecanismos necesarios para combatir la violencia, incluso el hecho de tener conciencia social se ha convertido en algo mal visto, debemos aprender a combatir esa forma de pensar, debemos aprender que juntos podemos  trabajar  organizadamente para beneficio de todos. Dentro de la educación es necesario retomar los valores. Una educación con retorno  a los valores humanos.

 

 

 

 

 

 

 

Tilica de mis amores…

Tere Bautista Valles

Ausente mirada, flotante presencia, así mi Tilica se presenta, como cada primero de noviembre me visita antes de las campanadas.

Solita se asoma por el pasillo  de la casa, su presencia se siente desde el último día de octubre, se enfría la sala, se pasean los zanates en mi jardín, los gatos se asustan, la piel se les eriza, y mariposas negras revolotean muy cerca de mi, ay Tílica de mis amores, qué asustadiza vas ahora, de morado y negro te combinaste este año, no me asustas, no me causas aflicción, pues contigo traes los recuerdos de los ausentes, su comida, su presencia y hasta sus suspiros que se escuchan por el portón.

Conchita y Checo sonríen de lejos, Antonino y Tonita se acercan contentos saludando y agitando sus huesitos al caminar, aunque de ensueño es la atmósfera, el recuerdo de los más amados siempre prevalece.

No es que al morir sean más buenos, pasa que se extrañan su voces, sus risas, y su andar.

Tamales, café, dulces, pozol, y cerveza, tequila, naranjas troceadas, agua y sal, y muchas velas, cempasúchil que adorna por todo el altar.

Incienso, sándalo, copal y mirra, acompañan la claridad y el acceso al espíritu, para que lleguen a la casa, se les recibe amorosamente, y no importa que de repente, algún muertito perdido se asome al banquete, que se nutra de la ofrenda, para seguir buscando a aquellos que para él ahora están ausentes, o que lo ignoran, porque lo olvidaron: “muertos están pa´que evocarlos, la carne no está, lo demás es un gasto”, eso dicen los desmuertados, abandonando a sus espíritus amados.

Qué crueldad!!, dicen los más ancianos, ¿cómo abandonas a los que amaste? una flor, una vela, un rezo amoroso, así los rememoras y los acompañas, ánimas benditas, un vaso con agua, que les da sed en esta jornada, que no falte nunca,  una velita, un dulcito de oreja de mico, una manea con harta manteca, un café negro,  y un poco de mezcal, por que cada muerto dependiendo de su lugar, se alimenta de la esencia que halla en el altar, dependiendo de su familia y de sus gustos, se le coloca en la mesa lo que se les pueda dar, si es abundante !qué felicidad¡, pero si es sencillo !qué amoroso está¡, porque poquito no importa, fundamental es no olvidar.

El altar de mis muertos, este año se acompaña de Caterina la catrina, elaborada con todo mi entusiasmo, y el guiso elaborado por La Mima, mi mamá, que amorosa provee todo lo que ahí está, como un abrazo prolongado para todo el mes y el año.

 

 

Entre las aguas y el viento me pierdo en la lejanía

Tomar lo esencial, caminar lo necesario, moverse porque quedarse significa vivir esclavizados.

De qué tamaño es el miedo, y el hambre de vivir tranquilos, creciendo como personas, compartiendo con la familia, a pesar de la adversidad.

¿de qué tamaño es el miedo? y con el miedo la incertidumbre de no tener futuro,

han permitido crecer mala hierba entre la milpa,

y no hay garantía de formar su propia historia,

me pregunto, qué memoria tendrán los niños que van en esa caravana de hondureños

que dejan su patria, que detrás han dejado espacios, historias familiares, comida, formas

de hacer, de mirar…

honduras niño

De qué tamaño debe ser  el abrazo, para consolar, para confortar, para transmitir que el

hambre  espiritual sólo se sacia, con paz, con certidumbre de vivir.

Sin afán de molestar, pero cómo deben estar esos que administran el Estado en

Honduras, que permiten esto pase, dejar sin esperanza a las personas

es una forma de crimen, de omisión cruel.

columnahonduras

Aunque este planeta se ha construido a partir de migraciones, lo que vemos ahora, tan

sólo es el inicio de un fuerte cuestionamiento que como seres humanos nos hacemos,

respecto a la búsqueda de trabajo, comida y futuro, ejes que han hecho que las personas

se muevan alrededor del planeta, pero la dimensión de este movimiento en particular

alerta sobre lo que sucede en las ciudades, en su vida cotidiana, porque salir con los hijos

la pareja, el perro, y hasta los abuelos, es indicio de que algo pasa.

Más que migrantes, son desplazados, personas que huyen buscando mejores opciones

honduras marcha

Caminar, deshacerse los pies, tener hambre, aguantar el clima, sólo un desplazado

sabe lo que significa hacerse de futuro, mantenerse a pesar de todo, y recibir

la solidaridad en el camino.

Abrazo a todos, que la adversidad no los alcance y obtengan un espacio de bien vivir,

dónde construir su historia, y compartir sus saberes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Silencio…

 

 

Silencio,

Las consignas callaron, las risas cesaron, la voz interior quedó suspendida,  sólo el silencio sordo de  un grito  ahogado, el susurro que subía  de las botas contra el pavimento,

Tanquetas y armas el escenario, es el Estado en su inmensa ofensiva contra la razón, la libre expresión fue aplastada, de tajo cortada miles de gargantas, y aún hoy, prevalecen algunos que dicen: “sólo treinta muertos, no hubo masacre, nada”.

No hubo espacio para la verdad, y prevalece la impunidad, cuánta tragedia, hace cincuenta años caminan los sobrevivientes a esa tarde noche, que se convirtió en ofensiva permanente en sus vidas.

No vamos a olvidar.

 

silencio18
Plaza de las Tres Culturas, a 50 años de la masacre de Tlatelolco.

Sea Víctor Jara, autor de “EL Aparecido”, quien me ayude en este día, a expresar un poco

de lo mucho que algunos sintieron: 

Su cabeza es rematada
Por cuervos con garra de oro,
Cómo lo ha crucificado
La furia del poderoso.
Hijo de la rebeldía,
Lo siguen veinte más veinte,
Porque regala su vida
Ellos le quieren dar muerte.
Correlé, correlé, correlá,
Por aquí, por allí, por allá,
Correlé, correlé, correlá,
Correlé que te van a matar,
Correlé, correlé, correlá.

Un hombre caerá con el crepúsculo,
Caerá también un hombre y su bitácora
En la oscuridad de un pozo.
Pescador en la arena,
Prisionero en la gaviota,
Caerá su muerte maltratada,
Su muerte mineral