Conferencia Internacional: Retos de las ciencias sociales en tiempos de crisis. Una mirada desde Mesoamérica en el cincuentenario de CLACSO — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Conferencia Internacional: Retos de las ciencias sociales en tiempos de crisis. Una mirada desde Mesoamérica en el cincuentenario de CLACSO Del 24 al 26 de octubre de 2017 – Ciudad de Guatemala http://www.clacso.org.ar/50aniversario/guatemala/

a través de Conferencia Internacional: Retos de las ciencias sociales en tiempos de crisis. Una mirada desde Mesoamérica en el cincuentenario de CLACSO — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Un poema no es una ciudad…

Teresita Bautista Valles.

Un poema no es una ciudad, pero una ciudad puede llegar a ser un poema, no una pesera donde se muere uno. Eso pienso. Arquitectos, urbanistas, sociólogos, y en fin, estudiosos de las ciudades, se han reunido en un afán de compartir el sentir sobre la ciudad, sobre lo que debe ser, y cómo construirla, en función de lo que ya existe.

Manuales no hay, pero sí muchas ganas de construir a lado de artistas, gastrónomos, turistulogos, personas de a pie, una opción de vida en el perfilamiento de las ciudades y su vida interior: la vida cotidiana.

Cada ciudad tiene una vida interior, y el ritmo que va marcando en el condicionamiento de dónde se siembra una planta, de dónde se construye un puente, o bien, los lugares para comer, para trabajar, para vivir.

El ritmo no sólo lo coloca el ciudadano cuando decide quién administra el espacio, también es una decisión pensada, no tomada a la ligera en las agendas de las presidencias municipales, pero esas, por cierto, últimamente lo que más han olvidado es servir. O en su defecto lo han hecho a marchas forzadas. Parece un mal generalizado extendido en muchas ciudades. Servirse del presupuesto y no crecer, y  no permitir crecer.

El problema es que no saben qué hacer con la ciudad del pasado, el paisaje actual y lo que se quiere a futuro, o es que de plano tampoco están pensando en eso.

Sucede que no se piensa para qué se quiere la ciudad, es acaso sólo un sitio donde habitan personas,  O simplemente es un espacio geográfico que funciona en virtud de tener un gobierno y un gabinete?  Las ciudades deben ser pensadas no sólo en un espacio geográfico habitado por personas que buscan vivir, construir y perpetuar su vida a través de dejar una huella en su ciudad natal: la memoria, identidad, representación, y comunicación. Debe ser un espacio de disfrute, digno de caminarse.

La realidad en cifras es temible, se marchita el argumento de la ciudad rescatable, pero es algo imperiosamente necesario discutir: ¿qué se va hacer con la violencia? Con esos ganchos de carnicería con los que se ha contado en los últimos días la historia de la vida cotidiana?

La idealizada ciudad de Villahermosa, es eso, una villa que fue hermosa, pero ahora es, nido de no sabe uno qué cosa. Acontecen sucesos que rayan en las crónicas negras escritas a la dura fuerza de que algo tiene que decirse porque, quedarse callado es abonar a la complicidad del “no pasa nada”.

La violencia anidada ahora en estas regiones tiene que ver con luchas internas de otro orden. ¿Qué pasará después? Reconstruir, como en otros lugares por donde pasó el chamuco.

Decía  Alfred Schutz, sociólogo, estudioso de la cultura, que las personas tenemos la capacidad de apreciar lo que sucede en la vida cotidiana, de tal manera que se convierte en una zona de operación, o más cercanamente: un sitio donde el individuo puede influir de forma directa los objetos, y manipular y tocar lo que se ve.  Esos objetos son sensibles a las personas, aunque eso implique que cada uno lo perciba de manera distinta.

Pero, cómo se percibe la violencia? En el cuerpo, de manera inmediata. Y a eso se suma que quienes observan en el entorno también medirán la violencia en función de lo que les toca manipular y percibir de ese espacio llamado ciudad, municipio, ranchería, realidad al fin. Es en el mundo social, donde se encuentra uno inmerso, que se interioriza y se crea conciencia, nos guste o no. Se mide el terreno dependiendo de cómo se vive, y bajo qué circunstancias.

Un sentimiento continuo a lo largo del territorio nacional es el de la desesperanza, entendida como falta de oportunidades para desarrollar, proyectos que permitan el crecimiento personal, y familiar. Tiene que ver con la ola de violencia y lucha del crimen organizado, el desmantelamiento de las principales instituciones que garantizaban en el pasado, opciones de desarrollo social, desde la ciudad, hasta lo comunitario. El tejido se rompió o alguien ha venido rompiéndolo a propósito.

El peor sentido que un ciudadano percibe, es el de saberse desprotegido, así existan instituciones a medias que garanticen la llamada seguridad nacional. Pero que no proveen de saciedad en justicia a lo que acontece. Por otro lado está ese reparto, por decirlo de alguna manera, de posiciones políticas. El retorno de las élites del poder en Tabasco se ve próximo, cómo andarán las cosas, que de plano, fue necesaria una reunión de personajes dentro de la política local, del otrora partido dominante, para decidir, no habrán hablado de otra cosa, de qué va a suceder con el próximo gobierno en la entidad.

Difícil es el panorama, entre las licitaciones petroleras del golfo, la llegada de las compañías que adquirieron  esas licitaciones de explotación y los supuestos beneficios al Estado de Tabasco. Mucho debió crecer en el pasado, y nada se vió.  Para finalizar, como propone Schutz, cada persona está hilada a otra por la visión que construyen día a día, pero siempre con la característica que cada quien construye lo que percibe a partir de su “carpeta personal” de información, es decir, adereza la realidad según la forma en que está estructurada su conciencia y la forma en que fue educada.

Pero lo que sí es un hecho, es que se comparte la realidad, y esa, nos está rebasando a todos, la violencia no es una cuestión de cifras, es de mirar, con mucho detenimiento, cómo ha despojado a las personas, de su lado humano.  Y cuáles serán los mecanismos para  regresar  a la llamada normalidad?  Educar?, difundir panfletos? O hacer que quienes tengan que cumplir con sus funciones de vigilar y castigar, se apliquen.  Simple no es.

Convocatoria: Ecofeminismos y ecologías políticas feministas — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

La revista *Ecología Política, cuadernos de debate internacional* convoca a las autoras y autores que lo deseen a enviar suspropuestas de artículos para el número 54 de la revista. La temática del número es *Ecofeminismos y ecologías políticas feministas*. En él se cubrirán tanto dimensiones teóricas como ejemplos prácticos de aspectos como: – Perspectivas y […]

a través de Convocatoria: Ecofeminismos y ecologías políticas feministas — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Convocatoria: Dossier Procesos de derechización/ Procesos de desizquierdización. Pensar desde el presente en A mérica Latina — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Información completa en archivo PDF adjunto. convocatoria-castellano-nuevo.pdf

a través de Convocatoria: Dossier Procesos de derechización/ Procesos de desizquierdización. Pensar desde el presente en A mérica Latina — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Público o privado?

Teresita Bautista Valles.

“La presión debe aumentarse con la conciencia de la presión, la vergüenza debe ser más vergonzosa haciéndola pública”. KarMarx.  En pocas palabras, avergonzar a los poderosos es un arma, eso sugería el joven pensador alemán Karl Marx, no se equivocaba. Muestra de ello, dejó para siempre el perseguido, desteñido, y siempre refugiado Edward Snowden, el día que dejó irritado y avergonzado a los servicios secretos estadounidenses. Claro está, el nivel de denuncia se comprende cuando existen posibilidades tecnológicas del tamaño de países como China, Rusia, Alemania e Israel.

 

En México, el nivel de espionaje debe ser entendido en el margen del morbo, la mala voluntad,  el descredito, en ensuciar al contrincante. Por eso, las vestiduras rotas, el llanto muy fuerte. Hay quienes dudan que sea cierto, pero sea en China, en Rusia, o en nuestro país, el espionaje está mal, es en sí mismo vouyerista, morboso y  de mala gente.

 

Incluso en el ámbito de la literatura de análisis social y político, se ha hablado de la necesidad de proteger y cuidar a personas como Snowden, como argumenta el Sociólogo Slavoj  Zizek: “sus revelaciones han dado fundamento a nuestras sospechas de que nos vigilan y controlan, y tienen alcance mundial, nada que no supusiéramos ya. Pero una cosa es saberlo en general y otra tener datos concretos”.  Intervención telefónica, captura de mensajes de teléfonos celulares, escucha de conversaciones, grabaciones de las mismas, video, fotografía, nada pasa desapercibido, todo se reduce a extracción y control.

 

No se detiene ahí-¿ sabe querido lector? Que toda la información que es subida a la red, es codificada, administrada, “guardada” en programas y archivos que son bajados de internet, pero que también alguien administra? Ah pero la nube es segura!, no, para que exista una “nube” de información se requiere de un sistema de vigilancia, mismo que los usuarios no conocen. Dice por ahí alguien, que mientras más personalizado el celular o Smartphone, más accesible y transparente es.

 

Entonces, como escribiría el filosofo Kant: “El uso público de nuestra razón debe ser siempre libre…, el uso privado de nuestra razón, puede restringirse sin impedir gravemente el progreso de la ilustración”. En términos generales la cita de Kant la podemos aplicar de la siguiente manera: el ámbito del Estado es “privado” limitado por intereses particulares, cuando una persona reflexiona sobre generalidades, lo hace públicamente, es decir, hace uso de la razón pública. En estos tiempos el uso del internet que se hace público, con contenidos  “privados” nos lleva a pensar, si realmente podemos permanecer al margen de lo que es público, cuando estamos colocando en manos de quien sabe quién, muchos de nuestros datos personales.

 

Es necesario que la red mundial garantice la denuncia y la protección de quien tenga algo que decir y nos concierne.  Snowden, Assange, Manning, son apellidos de quienes se atrevieron a denunciar situaciones que afectaron a ciudadanos de otros países, en circunstancias desfavorables, que los dejaron expuestos y débiles.  Desafortunadamente, no es ficción cuando está de por medio la vida y privacidad de activistas sociales, maestros, defensores de derechos humanos, defensores del medio ambiente, periodistas, y alguno que otro artista o simple mortal que asuma una postura crítica en el actual régimen. Así sea en México, en Guatemala, E.U. Rusia, China o Israel, el ojo que todo lo ve, el llamado Gran Hermano, con su presencia por encima de la vida de los ciudadanos, está faltando a un hecho fundamental, para usarlo en contra de sus habitantes: el derecho a la privacidad. Esa gran contradicción con la que vivimos todos los días.

1ER CONGRESO INTERNACIONAL DE URBANISMO: METROPOLIZACIÓN SUSTENTABLE, RETOS DEL SIGLO XXI — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

1ER CONGRESO INTERNACIONAL DE URBANISMO: METROPOLIZACIÓN SUSTENTABLE, RETOS DEL SIGLO XXI Oaxaca de Juárez, Oax., México. Del 8 al 10 de noviembre de 2017 CONVOCATORIA PARA LA PRESENTACIÓN DE PONENCIAS CONVOCANTES La Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca a través de la Facultad de Arquitectura en Ciudad Universitaria y el Colegio de Urbanistas de Oaxaca […]

a través de 1ER CONGRESO INTERNACIONAL DE URBANISMO: METROPOLIZACIÓN SUSTENTABLE, RETOS DEL SIGLO XXI — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Documental Nominado al Ariel: “Semillas de Guamuchil: Ahora en Libertad” (Vídeo hasta el 7 de julio) — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)

Compartimos la buena noticia de que el documental “Semillas de Guamúchil: Ahora en Libertad” realizado en el marco de la investigación colaborativa en torno a acceso a la justicia para mujeres indígenas de la investigadora de CIESAS, Aída Hernández Castillo y dirigido por la antropóloga visual Carolina Corral, ha sido nominado para el Ariel al […]

a través de Documental Nominado al Ariel: “Semillas de Guamuchil: Ahora en Libertad” (Vídeo hasta el 7 de julio) — Colegio de Etnólogos y Antropólogos Sociales, A.C. (CEAS)